El oficio de escribir

Actualidad política, escritos y relatos de la Argentina

“Desobturar”

A Esperanza O´Reilly,  que tanto cuida de mi…318629_2112421173316_1454690904_n

 Al final tenés razón cuando decís que es necesario diferenciar en qué lugar están los aliados, en qué espacio de esa geografía inmensa que es la historia los ubico. Claro, siempre la misma impericia: confiar en la reiteración de ese palabrerío inútil que tanto sin sabores trajo; una pérdida irreparable del tiempo. Como si eso, tan sustancial y necesario para la vida, abundara por estos páramos.

Es cierto yo aprendí de vos que, como decía “Guevara”, “hay que endurecerse sin perder la ternura”. A veces hago caso omiso y es ahí cuando tropiezo y quedo enredado en el hombre que fui y ya no quiero ser.

  La distancia te aleja y te devuelve cuando menos los espero y eso es tan fantástico como la estrategia didáctica que el maestro despliega para explicarle a su alumno una fórmula matemática de lo más compleja. Y en esa vuelta sos “claridad”, “claridad pensamiento”, “claridad sincera”, “claridad de la razón”. Con sólo una palabra: “¡Para de obturar!”. Claro, claridad, si es tiempo de otra cosa. Es tiempo de dejar de batallar contra esos demonios del pasado.

  Así se lo hago saber todas las mañanas a esa imagen que me devuelve el espejo que asegura que es mía, que soy yo en los minutos previos a enjabonarme la cara para afeitarme. Lo hago con tanta concentración que no puedo dejar de cortarme la cara con esa máquina de afeitar de triple hoja. Y mientras las gotas de agua enjabonadas se deslizan presurosas por el cuello, veo con alegría que algo cambió en esa cara. No es la misma. No es la de los minutos antes de afeitarme, pero tampoco la de la mañana anterior y mucho menos la de las semanas pasadas. ¿Cuánto cambió todo desde que emergiste de sopetón? Dos palabras: “¿Y ahora qué pensás, que me conocés? Yo hubiera dado una respuesta inmediata: “celebridad de la creación humana”. Pero preferí dosificar el dato preciso, la palabra certera, a la espera de saber los movimientos de ese magnifico tablero de ajedrez que es tu cabeza.  Y en eso pasan los días y las horas. Días, horas, semanas. En el escenario todo. Vos, yo. Las cosas que surgen. Los escollos, las dificultades, el trabajo, siempre el trabajo, incluso el doméstico. ¿No?

  Qué curioso porque en el preciso instante en el que intentaba despegar la cinta aisladora del artefacto de luz que pretendía reparar, el cuchillo se me zafa y me rebana medio dedo pulgar. Borbotones de sangre; borbotones de preocupación. Hoja de impecable filo que corta en una milésima de segundo lo que la bilogía se encarga de cerrar naturalmente; digo que “no importa”, que “la herida es leve” y vos te disponés a movilizar media ciudad para que alguien suture la herida. Una paradoja de la vida y un símbolo de los tiempos que vivimos: suturar la herida. Entonces pienso: “suturar la herida, necesario para poder continuar. Suturar donde sea necesario suturar. Suturar para que todo cicatrice más rápido. Los dolores viejos que vienen de amontones y en mochila”. ¡Vaya asociación libre del pensamiento! Vos decís “desobturar”, porque te gusta el lenguaje psicoanalítico. La dureza de las palabras del que toma distancia para curar al otro. Ese, aunque vos lo niegues, es el campo en el que mejor te movés, en el que mejor te manejás. Tenés oficio. Te lo digo yo que me golpeo la cabeza cada minuto de mi vida para buscar esa palabra precisa que casi nunca encuentro; la que utilizo defectuosamente para describir esa fotografía tan bella en la que quedaste retratada con magistral perpetuidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 agosto, 2013 por en Relatos.
Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

w23

Dreamer. Lover. Writer. Giver.

Let Me Think About It

Cine, series, política, deportes... Un poco de todo

AELIO

Revista digital sobre estética y creación artística

Yuecalderon Blog

LIBRES PENSADORES.

Revista NARCO

Todos merecemos un patrimonio inexplicable

SIENTSOCIAL

Experiencias y reflexiones de una futura Trabajadora Social

Palabras entre el Café

Porque nos merecemos un espacio para intercambiar

RENOMBRANDO LOS DÍAS

Just another WordPress.com weblog

CASTALIA CABOTT

... y mis historias se cuentan solas

El arte por el arte

Just another WordPress.com site

poetadosislas

Poetadosislas/WordPress.com site

Putum putum

A blog made with love

Joy, Lovely Joy

Writing through mothering

La Vuelta al Mundo en 10 Años

17 años después todavía seguimos en la ruta.

Marina Chetner

Be Inspired Through Travel

En un sorbo de Café

Un poco de lo que sé... Aquellas cosas que me cuentan.

A %d blogueros les gusta esto: