El oficio de escribir

Actualidad política, escritos y relatos de la Argentina

Murió Videla, pero no su doctrina

No pudo ser. Si lo que esperaba Jorge Rafael Videla era una nueva oportunidad para concretar su última arenga, aquella que le dijo hace unos meses a la Revista Cambio 16, cuando exhortaba abiertamente a tomar las armas para derrocar a la presidenta Cristina, esa oportunidad nunca llegó. Su tiempo de “revancha clasista” pasó y se esfumó con el fin de la dictadura cívico-militar que encabezó en su primera etapa.

Pero Videla no fue su artífice, ni tampoco el ideólogo, mucho menos el autor intelectual. Fue tan sólo un instrumento, el brazo ejecutor del proyecto político y económico de los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad Argentina, y de un imperialismo norteamericano que veía con preocupación de qué modo se profundizaban los procesos de movilización popular en toda América Latina.

Si Videla quiso tener algún grado de autonomía política durante la dictadura, sólo lo saben quienes lo acompañaron en su aventura. Dos de esos hombres, Massera y Martínez de Hoz, se llevaron una parte importante de esos secretos e intrigas del poder a la tumba.

Por ello es imprescindible comprender que, si bien Videla fue uno de los máximos responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos en el país, y del proceso de desindustrialización y deterioro de la calidad de vida del conjunto de la clase trabajadora,  su muerte no alcanza para cerrar esa etapa, ya que no fue el único cuadro comprometido con ese proyecto.  Si el lector tiene en cuenta que durante su estancia en el poder, el proceso militar desplegó una doctrina de doble faz, una para reprimir a las organizaciones políticas y sindicales más combativas y otra para controlar los resortes más importantes de la economía, entenderá naturalmente que la dictadura también tuvo sus intelectuales orgánicos.

Videla murió, pero quizás el significado más profundo de esa doctrina todavía pervive en los anhelos de los sectores más concentrados de la economía. Con su muerte, ese período no ha quedado debidamente cerrado. Sus mentores todavía controlan parte de esos resortes y tienen suficiente poder como para provocar desestabilizaciones a la democracia a través de otros mecanismos y en otros órdenes. La experiencia política de los años ’90 fue un ejemplo.

En ese marco, diciembre de 2001 fue el fin, en términos económicos, del período iniciado el 24 de marzo de 1976. Si el paradigma neoliberal pudo cristalizarse, fue porque la dictadura con su política de diciplinamiento social generó las condiciones para su implementación. De esa etapa de crisis económica y de hegemonía quedan sus restos teóricos, Domingo Cavallo es uno de sus pregoneros, detrás de él está el poder económico material y concreto y una lista interminable de nombres de ese calibre. Y si ello es así, la batalla contra el  ciclo de lucha más duro que le tocó enfrentar a los sectores populares no ha terminado. Bajo otras formas, todavía continúa.      
Anuncios

Un comentario el “Murió Videla, pero no su doctrina

  1. Anonymous
    14 junio, 2013

    Hay un hilo conductor de "la doctrina" que une el pasado remoto de la Argentina con el presente (espero que no sea futuro) Es la "masonería" por un lado y el "Opus Dei" por otro. Siempre Argentina fue el tubo de ensayo de sus conspiraciones, que luego aplican en otros sitios (ej. el corralito, ahora de "moda" en Europa).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 mayo, 2013 por en Uncategorized.
Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

w23

Dreamer. Lover. Writer. Giver.

Let Me Think About It

Cine, series, política, deportes... Un poco de todo

AELIO

Revista digital sobre estética y creación artística

Yuecalderon Blog

LIBRES PENSADORES.

Revista NARCO

Todos merecemos un patrimonio inexplicable

SIENTSOCIAL

Experiencias y reflexiones de una futura Trabajadora Social

Palabras entre el Café

Porque nos merecemos un espacio para intercambiar

RENOMBRANDO LOS DÍAS

Just another WordPress.com weblog

CASTALIA CABOTT

... y mis historias se cuentan solas

El arte por el arte

Just another WordPress.com site

poetadosislas

Poetadosislas/WordPress.com site

Putum putum

A blog made with love

Joy, Lovely Joy

Writing through mothering

La Vuelta al Mundo en 10 Años

17 años después todavía seguimos en la ruta.

Marina Chetner

Be Inspired Through Travel

En un sorbo de Café

Un poco de lo que sé... Aquellas cosas que me cuentan.

A %d blogueros les gusta esto: